Archivos para 19 septiembre 2007

19
Sep
07

Carnivàle

Carnivale

Si Dios tuviese que elegir una serie de televisión para que suba a los Cielos y se siente a su derecha, sin lugar a ninguna duda elegiría Carnivàle.

Esta serie, de dos únicas temporadas emitidas por la HBO, conjuga todos los factores determinantes para convertirse en objeto de culto, tanto o más que Twin Peaks: a una recreación de los años 30 americanos mimada hasta el extremo hay que añadirle una exquisita trama que nos transporta a un conflicto de proporciones cósmicas, encarnado por dos simples mortales: Ben Hawkins, un paleto sureño huido de la justicia, y Justin Crowe, un Ministro de la Iglesia Metodista en California. El relato de sus vidas nos enmarca en un despiadado conflicto entre el bien y el mal. Típico, pero tan bien llevado que apenas se nota. La duda de quien se encuentra en un bando u otro permanece en la cabeza del espectador hasta el último minuto de la serie.

Carnivàle tiene todos los visos de superproducción: el nivel de los decorados es altísimo, la cámara en ocasiones nos hace olvidarnos que estamos ante una serie para la pequeña pantalla, los actores rayan desde lo bueno a lo muy bueno, la acción nos lleva de un lado a otro sin hacernos perder el interés por los áridos lugares de las Grandes Llanuras norteamericanas -Texas, Oklahoma, Wisconsin, Nebraska- y la Costa Oeste de USA e incluso la secuencia inicial es memorable. ¿La pega? Pues que, debido a los desorbitados gastos de la serie, HBO decidió cancelarla a mediados de la segunda temporada y tuvo que crearse a prisa y corriendo un final alternativo para lo que en realidad eran nada más y nada menos que seis temporadas. Lástima. Se dice que el día posterior al anuncio de la cancelación de la serie, los correos electrónicos de HBO se desbordaron con las críticas y las peticiones de los fans.

Afirmar que esta serie ha inspirado a Necrorama sería decir poco. El ambiente apocalíptico-mágico que destila, la religiosidad de los años 30, el intrigante y grotesco circo de freaks, el uso del tarot, la inclusión de enriquecedores elementos como la Primera Guerra Mundial, los Caballeros Templarios, el Manuscrito Saunière -del cual nunca se supo cual era su misión, ya que era un elemento para descubrir en temporadas posteriores-, o las crípticas visiones de un futuro cercano… todo conceptos que valían la pena aprovechar para el juego.

13
Sep
07

Anabel Cooper

guisa32.jpg

Anabel Cooper

Necrólita, Buscadora encubierta
Virtud: Mente brillante
Estrella: Deneb Algedi
Carrera: Ciencias Psíquicas
Ocupación: Científica

Estados
Inmortal, *Superdotada +10, *Perspicaz +10, *Pedagoga +10, Artimañas +6, Crítica +4, Mente afilada +3, Belleza +6, Sensible +4, Suerte +2.

Competencias
Cosecha 2, Advertir 4, Aguante 1, Astucia 1, Atletismo 1, Frialdad 2, Ciencias 6, Electrónica 6, Mecánica 4, Documentación 4, Oratoria 5, Influencias académico-técnicas 2, Química alquímica 1, Erotismo 1, Conducir automóvil 1.

Arcanos
La Luna 6, La Estrella 4, El Mago 2.

Fondos
Fondo de Karma: 25
Fondo de Acción: 5
Fecha de Caducidad: -1

Trucos y Hechizos
Billetes falsos, Modular voz, Enfoque catódico, Instantánea, Barullo, Ventriloquia.
Quimera de la Luna nueva, Visión de carbono, Máscara imitadora.

Obituario
Otra nueva campesina desaparece sin dejar rastro en la pequeña localidad italiana de Módena. Las autoridades atribuyen los extraños sucesos a la llegada masiva de inmigrantes albanos, quienes llevan consigo extrañas costumbres y ritos nocturnos.

Trasfondo

Anabel Lee gozaba de una importante posición aparentando ser la Duquesa de Cooper para servicio y gloria de Astaroth. Afincada en una pudiente zona del Casco Viejo, Anabel fue educada con exquisitez en el campo de las ciencias y la investigación. Sin embargo, jamás abandonó su mansión y sus tutores, algunos de los mejores profesores de Astaroth, la retenían con amabilidad y firmeza.

Todo esto cambió a raíz de la invasión de la casona llevada a cabo por Los Gemelos, una pareja de individuos con fama de allanadores que llevaban meses aterrorizando al vecindario. La opinión de Anabel cambió cuando sorprendió a los intrusos en el laboratorio. Al parecer buscaban baquelita para completar la fabricación de una droga que les permitiera viajar lejos de la ciudad. Cuando Anabel supo de la existencia de dicho estupefaciente, no pudo más que dejarse llevar. Los Gemelos cambiaron de planes y Secuestraron a la dama junto con la baquelita. Pidieron un rescate, pero finalmente abortaron la operación y Anabel nunca volvió a su jaula.

Tras dos semanas de secuestro, Los Gemelos y Anabel Cooper acabaron uniendo fuerzas para investigar nuevas formas de viaje onírico y forjaron los cimientos de la sociedad conocida con el nombre de “Los Exhumadores”. El espíritu de Anabel, libre ahora de la cárcel que representa su mansión, busca formas de romper la cárcel más grande e imponente de todas: Iron City. Para ella hay un nuevo mundo ahí fuera para investigar, pero ni siquiera llegar a todos los rincones de la ciudad le sería suficiente para saciar su ansia de libertad. Pretende ir más allá y dar luz a todas esas promesas que se escuchan acerca de La Tierra.

Anabel es coqueta, ingenua y algo tímida, aunque tiene un cerebro privilegiado y una belleza radiante. Pálida y lánguida, todavía viste como la Duquesa que ha dejado de ser. Ama en secreto a Charles, otro de los miembros de “Los Exhumadores”, pero jamás se lo confesaría. Su prodigioso trabajo ha permitido a la Sociedad realizar grandes adelantos, y el primer viaje a la Tierra se encuentra cada vez más cerca. Ella se encuentra en estos días profundamente nerviosa y excitada ante la perspectiva de abandonar Iron City.

Mientras tanto, la búsqueda de la Duquesa por parte de los lacayos de Astaroth sigue en pie.

11
Sep
07

Old School

Old School Tattooing
Old School puede referirse a una desconcertante cantidad de cosas, pero dentro del mundo del tatuaje este término se asocia a los diseños clásicos de estilo marinero, militar y de carnaval propios del siglo XIX y principios del XX, también referenciados simplemente como classic o como americana. Suelen mostrar, mediante el uso de gruesas líneas y colores vivos, diseños marítimos como galeones, sirenas o anclas, imágenes de pin-ups o iconos universales como corazones atravesados por dagas, telas de araña, cerezas, naipes con el as, la muerte con su guadaña o golondrinas representando libertad. Uno de los tatuadores más famosos dentro de este estilo fue Sailor Jerry, un experto en tattoos náuticos que comenzó su carrera en Honolulú y mezcló en sus diseños los elementos habituales con la magia del Lejano Este.

En Necrorama, podemos aprovechar toda esta estética y simbología propia de la época donde está ambientado el juego, y revestirlas de un tamiz mágico. Tatuajes vivientes que se activan ante una determinada circunstancia; o preñados de maldiciones ancestrales que van legándose de padre a hijo; o capaces de contener hechizos y Puntos de Karma; o marcas de control realizadas por los Santos Patrones. Desde luego es un tema jugoso que será aprovechado a nivel de reglas.

06
Sep
07

Charles “ceniza” Mallard

Charles Mallard

Charles Mallard

Necrólito, Buscador encubierto
Virtud: Sombra
Estrella: Antares
Carrera: Dialéctica Hermética
Ocupación: Anticuario

Estados
Inmortal, *Furtivo +10, *Allanador +10, *Enigmático +10, Artimañas +6, Crítico +4, Mente afilada +3.

Competencias
Cosecha 2, Advertir 5, Aguante 1, Astucia 2, Atletismo 1, Frialdad 1, Reliquias 6, Historia 6, Artes plásticas 4, Documentación 4, Idioma mandarín 2, Allanamiento 3, Cultura popular 2.

Arcanos
El Diablo 6, La Emperatriz 4, La Justicia 2.

Fondos
Fondo de Karma: 23
Fondo de Acción: 5
Fecha de Caducidad: -1

Trucos y Hechizos
Candidez, La podredumbre del Amo, Estampa de la Reina, Genuflexión, Mente en blanco, Paliar el hambre, Romper la Maldición.
Ceguera de Pluto, Despertar el apetito, Voz de la conciencia.

Obituario
Desaparece en extrañas circunstancias el abogado del empresario Albert Carnegie. Faltan tres días para que comience el juicio por el famoso caso de la muerte de “Los Seis Niños”.

Trasfondo

Charles Mallard trabaja en Diez Esferas como Anticuario para el AID de Nergal catalogando objetos y artefactos traídos por los equipos de campo de la Agencia desde los más variopintos lugares: La Tierra, ciertos Lugares Perdidos e incluso Mictlan. Sin embargo, este desempeño oculta una doble vida. Por las noches, Mallard se reúne con Los Exhumadores, un grupo de íntimos amigos que aprovechan la ventajosa posición del anticuario para estudiar el misterioso fenómeno de las Reliquias, con el único objetivo de sacar a la luz la verdad que siglos de dominación demoníaca han sepultado.

Mallard aparenta ser un tipo gris y anodino, pero bajo esta fachada se oculta un ágil y sibilino corredor de sombras, de metódica inteligencia y lengua precisa (apoyada por el tipo de Demonomancia que practica). Su piel es de un color cerúleo que se torna gris cuando se pone nervioso, de ahí su apodo “Ceniza”. Mallard es un fervoroso protestante que piensa que su estancia en Iron City es una prueba, una especie de juicio dictaminado por la Divina Providencia. Los únicos vicios confesables del estoico y frío Mallard es su afición por los cereales Rice Crispies y el hábito de fumar en pipa en cualquier lugar público.

05
Sep
07

Tormenta de polvo

Dust Bowl

Durante la década de los 30, una serie de fenómenos naturales sacudieron buena parte de los Estados Unidos y Canadá. Son conocidos en su conjunto como The Dust Bowl.

Debido a la erosión causada por décadas de agricultura extensiva sin rotación de cultivos y a la creciente sequía, una serie de tormentas de polvo oscurecieron los cielos de Texas, Oklahoma, Arkansas y las Grandes Llanuras. Literalmente enterraron acres y acres de terrenos familiares, granjas y ciudades. El desastre ecológico provocó un éxodo masivo hacia el oeste, hambruna, enfermedad y descontento. Aproximadamente el 15% de la población de Oklahoma tuvo que emigrar a California.

El gobierno de Roosvelt puso en marcha un plan para paliar el desastre, conformando el Soil Conservation Service. El fenómeno de la Dust Bowl se deja sentir en la música de Woodt Guthrie, en la obra The Grapes of Wrath (Las Uvas de la Ira) de John Steinbeck o la reciente serie Carnivàle, de la cadena HBO.

05
Sep
07

Agujas en la leche

Anna Göldin fue la antepenúltima bruja ejecutada en Europa, y la última en Suiza.

Anna nació en el 1734 en Sennwald, en el seno de una familia pobre. Durante su segundo matrimonio entró a trabajar como sirvienta para la familia del médico Johann Jacob Tschudi, quien tenía cinco hijas. Al poco tiempo se la acusa de haber embrujado a una de ellas, Anne-Miggeli, quien en ese momento tenía sólo ocho años.

Según las malas lenguas, en varias ocasiones se encontraron agujas en el bol de leche de la niña, al igual que en la hogaza de pan. Cuando Anna fue expulsada del servicio y de la casa, la muchachita enfermó. Se decía que la niña estaba poseída, que tenía convulsiones y alta fiebre, y que vomitaba agujas ensangrentadas.

Göldin fue arrestada bajo acusación de practicar magia negra. El 21 de Febrero de 1782 la mujer fue enviada a Glaris para ser sometida a tortura y confesar sus tratos con el diablo. El juicio y la sentencia fueron rápidos: al parecer, la sirvienta habría ofrecido a la niña una chuchería fuera de la vista de sus padres. Además, la muchacha de los Tschudi mejoraba día a día, lo cual se atribuyó a que Göldin no podía ejercer influencia sobre ella desde la lejanía.

El veredicto final tuvo eco en la prensa y desde ciertos sectores fue tachado de reprobable. El tribunal quiso entonces evitar la mención de brujería. Se destruyeron informes y se clasificó el caso como un envenenamiento.

Göldin fue decapitada en Glaris el 18 de junio de 1782.

He aquí una nota ofreciendo una recompensa por su captura. Fue publicada en el periódico Neue Zürcher Zeitung el 25 de enero de 1782:

El meritorio Estado de Glaris, de confesión evangélica, ofrece por la presente, por el descubrimiento de Anna Göldin, descrita más abajo, una recompensa de cien coronas; además se solicita a las altas y más altas autoridades y a sus representantes oficiales a procurar toda la ayuda posible en la captura de esta persona; teniendo en cuenta que ella ha cometido un acto espantoso, por medio de la introducción de una serie de agujas y otros objetos de forma secreta y casi incomprensible, contra una pequeña niña inocente de ocho años.
Anna Göldin, de la comuna de Sennwald, perteneciente al distrito del Alto Sax y Forstegg, en la región de Zurich, de hacia 40 años, grande y alta, cara rellena y colorada, pelo y cejas negras, ojos algo enfermos y grisáceos, habitualmente enrojecidos, de apariencia descuidada, y habla en su dialecto de Sennwald, lleva falda medianamente de color, una camisa azul con rayas y un corpiño azul, una chaqueta estampada y gris, medias blancas, sobrero negro, debajo una cofia blanca y lleva una bufanda de seda negra.

Fecha, del 25 de enero de 1782. Cancillería evangélica de Glaris.

04
Sep
07

Las hadas de Cottingley

Hadas

Cuesta creer que una persona madura y brillante como Arthur Conan Doyle, autor de personajes tan importantes para la literatura como Sherlock Holmes o el profesor Challenger, pueda caer tan fácilmente en los engaños de unas chiquillas. Es posible que las creencias de Doyle, defensor del espiritismo y lo paranormal, influyeran tanto en él que nublasen su juicio, al igual que el de tantas y tantas personas contemporáneas que creyeron en la veracidad de las hadas de Cottingley.

Corría 1918 y la Gran Guerra tocaba a su fin. Frances Griffith, una niña francesa de 11 años, envía a su amiga Johanna una carta que incluye una fotografía donde se observa a la muchacha al pie de un arroyo en Cottingley (Bradford, Yorkshire), junto a unas hadas. La joven explicaba con naturalidad como las hadas se habían hecho amigas de su prima Elsie y de ella. ¿Qué había ocurrido?

En Julio, el padre de Frances, Arthur Wright, prestó una cámara fotográfica a las dos niñas para que hiciesen unas cuantas fotos junto al arroyo. Cuando el señor Arthur se dispuso a revelar las placas esa misma noche, observó unas extrañas manchas blancas en el clisé. Aunque Frances aseguró que eran hadas, su padre pensó que serían pájaros o papeles arrastrados por el viento. Sin embargo, nuevas fotos de duendes llegaron en Agosto, y Arthur prohibió a las niñas usar la cámara. Arthur y su esposa, Polly, buscaron sin éxito pruebas de la falsificación de las muchachas.

El verano siguiente Polly, quien estaba interesada en el ocultismo, acudió a una reunión de la Sociedad de Teosofía de Bradford. Fue entonces cuando las copias de las fotografías con las hadas empezaron a circular. Llegaron a manos de Edward Gardner un miembro prominente de la Sociedad, quien distribuyó las fotografías a la prensa.

Arthur Conan Doyle -también miembro de la Sociedad- preparaba un artículo sobre hadas para el Strand Magazine, cuando oyó hablar de las fotografías de Cottingley por primera vez. Doyle se implicó de inmediato en el asunto. A pesar de las opiniones a favor de que todo estaba amañado (provenientes de Kodak y de muchos otros fotógrafos profesionales), Arthur tomó por bandera el misterio de las hadas -apoyado por Gardener y alentado por Houdini-, llegando a realizar un viaje a Australia para llevar allí la reveladora noticia.

En 1920 prestó a Elsie y Frances una cámara para que tomasen nuevas fotografías. Conan Doyle pretendía hacer callar la multitud de voces que se habían levantado en su contra, e ilustrar su artículo para el Strand Magazine con nuevas instantáneas de las hadas.

Cuando, en noviembre, apareció dicho artículo con más fotografías, el número del Strand se agotó en cuestión de horas. Las voces clamaron y la opinión se dividió entre aquellos que creían en la veracidad de las imágenes, aquellos que alababan la calidad de las falsificaciones, y aquellos inflamados por la ira. Se llegó a acusar a Doyle de “pervertir el espíritu de los niños con semejantes disparates”. La figura de las hadas era plana, demasiado brillante, y las criaturas lucían un moderno peinado parisino nada acorde a lo que se conocía acerca de estos seres feéricos. Sin embargo, Doyle y Gardener seguían en sus trece.

Al año siguiente Gardener prestó a las niñas dos nuevas cámaras con placas marcadas que impedían cualquier manipulación o falsificación. Elsie y Frances recibieron un auténtico cursillo de fotografía. Gardener regresó a Londres, y en Cottingley llovió durante 15 días. En Agosto se retomó la “caza de las hadas”. Decenas de personas comenzaron a ver hadas, y viajaron a Cottingley clarividentes y espiritistas que afirmaban haber contactado con ellas. Incluso se elaboró un Diccionario Taxidérmico que catalogaba las distintas variedades de hadas del Reino Unido.

Muchos años después, en 1982, unas ancianas Elise y Frances confesaron que todo había sido amañado. Lo que comenzó como una broma con dibujos recortados (extraídos de un libro de cuentos de Claude Shepperson), tuvieron que llevarlo adelante al observar que los adultos lo tomaban en serio. Frances Griffith insistió toda su vida que, aunque las fotografías eran falsas (¡todas menos una!), ella sí vio las hadas.




Tasa de mortalidad

  • 45,496 incautos han entrado