05
Sep
07

Agujas en la leche

Anna Göldin fue la antepenúltima bruja ejecutada en Europa, y la última en Suiza.

Anna nació en el 1734 en Sennwald, en el seno de una familia pobre. Durante su segundo matrimonio entró a trabajar como sirvienta para la familia del médico Johann Jacob Tschudi, quien tenía cinco hijas. Al poco tiempo se la acusa de haber embrujado a una de ellas, Anne-Miggeli, quien en ese momento tenía sólo ocho años.

Según las malas lenguas, en varias ocasiones se encontraron agujas en el bol de leche de la niña, al igual que en la hogaza de pan. Cuando Anna fue expulsada del servicio y de la casa, la muchachita enfermó. Se decía que la niña estaba poseída, que tenía convulsiones y alta fiebre, y que vomitaba agujas ensangrentadas.

Göldin fue arrestada bajo acusación de practicar magia negra. El 21 de Febrero de 1782 la mujer fue enviada a Glaris para ser sometida a tortura y confesar sus tratos con el diablo. El juicio y la sentencia fueron rápidos: al parecer, la sirvienta habría ofrecido a la niña una chuchería fuera de la vista de sus padres. Además, la muchacha de los Tschudi mejoraba día a día, lo cual se atribuyó a que Göldin no podía ejercer influencia sobre ella desde la lejanía.

El veredicto final tuvo eco en la prensa y desde ciertos sectores fue tachado de reprobable. El tribunal quiso entonces evitar la mención de brujería. Se destruyeron informes y se clasificó el caso como un envenenamiento.

Göldin fue decapitada en Glaris el 18 de junio de 1782.

He aquí una nota ofreciendo una recompensa por su captura. Fue publicada en el periódico Neue Zürcher Zeitung el 25 de enero de 1782:

El meritorio Estado de Glaris, de confesión evangélica, ofrece por la presente, por el descubrimiento de Anna Göldin, descrita más abajo, una recompensa de cien coronas; además se solicita a las altas y más altas autoridades y a sus representantes oficiales a procurar toda la ayuda posible en la captura de esta persona; teniendo en cuenta que ella ha cometido un acto espantoso, por medio de la introducción de una serie de agujas y otros objetos de forma secreta y casi incomprensible, contra una pequeña niña inocente de ocho años.
Anna Göldin, de la comuna de Sennwald, perteneciente al distrito del Alto Sax y Forstegg, en la región de Zurich, de hacia 40 años, grande y alta, cara rellena y colorada, pelo y cejas negras, ojos algo enfermos y grisáceos, habitualmente enrojecidos, de apariencia descuidada, y habla en su dialecto de Sennwald, lleva falda medianamente de color, una camisa azul con rayas y un corpiño azul, una chaqueta estampada y gris, medias blancas, sobrero negro, debajo una cofia blanca y lleva una bufanda de seda negra.

Fecha, del 25 de enero de 1782. Cancillería evangélica de Glaris.

Anuncios

0 Responses to “Agujas en la leche”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Tasa de mortalidad

  • 45,903 incautos han entrado

A %d blogueros les gusta esto: